Comisario Apartado Sin Perspectiva De Género.

POLICIALES 26 de julio de 2022 Por Carlos López Veliz
El Alto funcionario policial no tendría perspectiva de género para el trato con el personal y expuso a una oficial a malos tratos .
Screenshot_20220726-230718_Google

Un comisario de la Policía de la Provincia fue apartado de su cargo por la Jefatura de Policía al conocerse de una denuncia por violencia laboral y de género por parte de una oficial de su comisaría.
La denuncia fue realizada en la jornada del 25 de julio en una unidad judicial de esta Ciudad y para preservar los datos de la víctima no se brindan mayores datos.
Por otra parte, sobresale el reflejo de la Jefatura de Policía en este caso particular con la orden de traslado e inicio de sumario hasta que se investigue y se determine lo acontecido y los pasos a seguir.Lo que trascendió de fuentes policiales que el comisario le rechazó la carpeta médica y le recomendó otro profesional para que le diera el alta médica .

Vale destacar que la presunta víctima había sufrido un siniestro vial mientras concurría a su trabajo en la dependencia antes mencionada, por lo que en principio el médico de policía le habría otorgado siete días de licencia por las lesiones que sufrió.


Esto habría molestado al jefe de la comisaría ubicada en zona norte, lo que según consta en la denuncia, mediante un subalterno, le manifestó a la mujer, quien cumple funciones administrativas en la comisaría, que debía presentarse a trabajar tras cumplidos los siete días.

Lo curioso es que días después, desde la Dirección de Bienestar Policial le habrían manifestado a la denunciante que no podía presentarse a trabajar ya que aún no había recibido el alta médica, por lo que cuando le manifestó eso a su jefe, este se tornó ya agresivo y le habría insinuado que debía buscar un médico, el cual le otorgara un alta médica, ya que “la necesitaba en su trabajo”. 


Según la denuncia, cuando la mujer policía concurrió a un médico particular, este le recomendó que se hiciera otros estudios complementarios que determinaron que su lesión no había sanado y debía realizar fisioterapia, por lo que no le concedió el alta.

Esto habría enfurecido al jefe de la dependencia, que se tornó agresivo para con la subalterna. 

En diálogo con Catamarcaenca.com, la víctima manifestó: “Para esto yo seguía yendo a trabajar y cuando al día siguiente me presento a trabajar con la nota médica y le hago ver a mi jefe, este se enfureció y me dice ‘no, yo necesito que sí o sí me traigas el alta laboral o el alta definitiva’. ‘Si ese médico que tenés no te da el alta, cambiá de médico, andá a otro médico que te dé el alta. Yo necesito acá que trabajes. Para lo que hacés es lo mismo que estés en tu casa o acá’. Le dije que yo conocía a otro médico y él me responde ‘dejá, ya busco yo quien te dé el alta, esa nota medica no la quiero, no quiero que presentes, porque si presentás esa nota medica va a saltar en Personal que estabas viniendo a trabajar y voy a tener que hacer un informe y la única perjudicada acá vas a ser vos, porque el hilo se corta por lo más fino’”, recordó.

En este sentido, según se pudo conocer, no conforme con ello, el funcionario policial habría insinuado que debía ir a otro médico que sí o sí le diera el alta, por lo que fue a  un sanatorio, donde le dieron un certificado, aunque la mujer no había superado sus dolencias.

“El lunes 18 llamé a mi trabajo para informar que iba a presentar nota médica porque no aguanto los dolores, por un término de cinco días. Y me presenté a trabajar. Fue el jefe tipo 10 de la mañana al sector de secretaría y, en presencia de un testigo civil y compañero mío, este empezó a recriminarme por la nota médica que presenté y a tratarme mal. Me decía que él me iba a sacar de la comisaría, o que si él quería me ponía a trabajar en el horario de 0.00 hasta 8.00, que a él nadie le podía decir nada”, lamentó.

Finalmente manifestó: “Empezó a gritarme fuerte, a tal punto que el personal, compañeros que estaban en la guardia escuchaban los gritos y en un momento dado se me acercó a mi persona. Yo me encontraba sentada y este me seguía gritando y endurecido, por lo que metí nota médica. Fue entonces que sentí temor y me sentí amenazada”.

Carlos López Veliz

Periodista especializado en judicial y policial
Radio Valle Viejo
Diario el Ancasti

Te puede interesar