Trasladaron a uno del los "Camellos J" por graves hemorragias.

DESTACADA DEL DIA 02 de octubre de 2022 Por Carlos López Veliz
Aseguran que su cuadro se agravó. El efectivo fue trasladado de urgencia a un centro privado de salud, en la Capital. Estaba detenido en la dependencia de la Policía Federal.
Screenshot_20221001-150125_WhatsApp


 
 
 
Uno de los tres guardiacárceles detenidos e imputados en la causa de “La Banda de Los Camellos J”, fue internado en un sanatorio privado, en la ciudad Capital.
 
El agente Penitenciario  fue trasladado desde la dependencia de la Policía Federal, donde se encontraba detenido, al centro de salud por una hemorragia.
 
Lo que sucedió es que su estado de salud se agravó y, por este motivo, debieron llevarlo de urgencia al sanatorio.
 

El abogado defensor de este guardiacárcel, Marcos Gandini, comentó a este medio que su defendido “se encuentra internado, toda vez que padecía y así lo hemos puesto en conocimiento en la audiencia indagatoria, un problema complicado de una hemorragia que ha sufrido. Ese cuadro se agravó, por eso debió ser internado de urgencia. Yo había solicitado oportunamente que se resuelva la prisión domiciliaria porque no cabrían dudas de que no podía permanecer privado de su libertad”.

 
Para corregir los padrones de usuarios La EC SAPEM pidió a Nación diferir el aumento en las tarifas de energía
 
Gandini explicó que había solicitado al Cuerpo Interdisciplinario Forense (CIF) que su cliente sea revisado “de manera urgente” y “hasta que se liberaron los oficios, a mi cliente se le agravó el cuadro clínico y actualmente está internado”.

De arriba
El abogado, además, consideró que su asistido está en esta causa “de arriba”.

Gandini también habló sobre la acusación que hay en contra del guardiacárcel y señaló que solo se trata de “dichos de personas, por apodos o cuestiones así”.

Luego, Gandini aseguró que “no hay ninguna prueba firme que lo sindique a él”.

El letrado hizo énfasis en que su defendido declaró en la indagatoria y dio su versión.

En la ocasión, indicó que el apodo con el que lo habrían identificado es el mismo que tienen “varias personas” en el Servicio Penitenciario, tanto detenidos como guardiacárceles, según Gandini.

Banda
En agosto de este año, tras una investigación que inició el año pasado, finalmente se logró desarticular a "La Banda de Los Camellos J”, que trasladaba droga desde Tucumán a Catamarca para ser introducida y comercializada en el Penal.

La tarea investigativa fue realizada por el personal de Inteligencia de la Dirección Drogas Peligrosas de la Policía de Catamarca, en forma conjunta con el personal de la Unidad de Investigaciones Judiciales y Delitos Complejos de Gendarmería Nacional Núcleo Catamarca y, en el marco de los lineamientos dispuestos por el Ministerio de Seguridad en la cooperación entre ambas fuerzas para la lucha contra el narcotráfico.

La causa que inició con información de carácter reservado, daba cuenta que una pareja ingería cápsulas con sustancias, trasladándolas desde Tucumán y una vez aquí en la provincia, expulsaban las mismas, para que un interno del Servicio Penitenciario, con beneficio de salida, haga lo propio de ingerir las mismas cápsulas e introducirlas al Penal y concretar la supuesta comercialización.

El último 1 de agosto se procedió a la detención de una pareja en un operativo realizado en el puesto caminero del Portezuelo, donde se logró secuestrar un profiláctico que contenía en su interior 11 envoltorios de nylon con 91 gramos de marihuana, dos teléfonos, pastillas, dos balanzas y la suma de 78 mil pesos, entre otros elementos.

Detenidos

Por ahora, la causa tiene 11 imputados y detenidos en total, entre los tres guardiacárceles, internos del Servicio Penitenciario Provincial (SPP) y algunos de sus familiares.

La actividad de la banda de presuntos narcos generó preocupación a las autoridades del Penal.

Carlos López Veliz

Periodista especializado en judicial y policial
Radio Valle Viejo
Diario el Ancasti

Te puede interesar