Los celos del Policía Rivas.

JUDICIALES 15 de junio de 2022 Por jose
Se trata del oficial Jesús Ariel Rivas, quien junto a su compañero de guardia en la fecha del hecho, noviembre de 2019, Nahuel Vega, arrestaron a Oscar Barrionuevo, la víctima, quien era el novio de la expareja de Rivas.
IMG-20220614-WA0058

Screenshot_20220615-064650_Gallery

 Walter Barrionuevo víctima. 
 

 

    
A partir de ayer, en el Juzgado Correccional N° 3 a cargo del Dr. Javier Herrera, dos efectivos de la policía de la provincia -actualmente en actividad- Jesús Ariel Rivas y Nahuel Vega comenzaron a ser juzgados por los supuestos delitos de privación abusiva de la libertad de persona y severidades. En el caso de Rivas, debe responder por ambos hechos en  concurso real en calidad de autor.

La audiencia inició con la lectura de la requisitoria de citación a juicio para luego, el magistrado otorgarle la palabra a los imputados.

 
Jesús Rivas, quien debe responder por ambas acusaciones, cuenta con la asistencia legal del abogado Víctor García y, por recomendación de este opto por guardar silencio.

Rivas, es padre y expareja de Daiana Monzón, una joven quien declaro luego como testigo presencial de parte del procedimiento y, era ese momento pareja de la víctima Oscar Barrionuevo.

 
En tanto que Vega, quien es representado por el abogado Orlando del Señor Barriento, se sentó ante el estrado y dio su versión del hecho.

 

Testigos


El juicio, continuó con la declaración de la víctima, como testigo y de la de por ese entonces su pareja, ex del policía Rivas.

Oscar Barrionuevo, declaro por casi una hora y recordó detalladamente todo lo ocurrido aquella noche de noviembre, cuando dijo, solo fue a la casa de su pareja a llevarle comida y dinero.

“Estaba subido en la moto, cuando llego Rivas y Vega en la moto de la policía. Después de pedirme la documentación comenzó a golpearme, por Rivas y Vega me apuntaba con el arma, que creo era una escopeta (...) Más tarde llegó un móvil y me llevaron a la comisaría de Valle Chico, donde Rivas me golpeó sufriendo en la actualidad secuelas de esos golpes, de los cuales el médico de la policía ni me reviso (...).”

 
El testigo, víctima, dijo también que una vez en la comisaría lo llevaron a un calabozo, donde Rivas lo siguió golpeando (...) luego llegó una mujer policía y recién ahí dejó de pegarme, pero nunca me atendieron. Estaba muy mal, muy adolorido y nadie hizo nada. Fueron más humanos los otros detenidos con lo que compartía el calabozo, al que me llevaron recién cuando fue la mujer policía, que todos los policías que estuvieron de guardia esta noche en la comisaría de Valle Chico”. 

 
A  las preguntas de las partes, Barrionuevo recordó que el oficial Rivas lo amenazó diciéndole que lo “iba a matar si lo volvía a ver en la casa de su hija”, en razón de que el mantenía una relación de pareja con la madre de la niña, ex del policía.

En el recinto también, el testigo señalo a los imputados como las personas que lo arrestaron en el procedimiento, asegurando una y otra vez que nunca se resistió a nada y que se “enteró que los policías, quienes debían estar en situación de disponibidad estaban trabajando, porque “lo lleve a Rivas en el remís. El subió sin darse cuenta que era yo, quien manejaba el remís y lo escuché decir que tenía que ir a trabajar”.

 
Luego declaró en la sala, Daiana Monzon, novia de Barrionuevo al momento del hecho, quien ratificó todo lo denunciado señalando, tal como lo había hecho ya Barrionuevo en su testimonio, que Rivas tenía prohibición de acercamiento para con ella.

El debate, continuará hoy con más testigos.
 

Te puede interesar