DOS DOCENTES SERAN ENJUICIADAS POR MALOS TRATOS CONTRA NIÑOS DE UN JARDÍN MATERNAL.

La Corte de Justicia le rechazo una solicitud de casación de las pretensiones de las Docentes Rodriguez quienes pretendían la suspensión del juicio a prueba.

DESTACADA DEL DIA 19 de junio de 2024 Redaccion Catamarca en cana Redaccion Catamarca en cana


El edificio donde funcionaba el supuesto jardín"Mis pequeñas sonrisas" no contaba con habilitación oficial. 
Las imputadas son dos docentes del jardín "Mis pequeñas sonrisas" que habían sido denunciadas en el 2018. 
 
  

 
 
 
 
 
 

 

 
 
 
 
 

 
Fuentes judiciales confirmaron que la cámara de casación en lo penal de la corte justicia rechazó el plateo de casación y volvio el expediente al Juzgado Correccional N° 2 que será el tribunal en donde se llevará adelante el juicio que tiene como imputadas a las hermanas Elsa Romina Ferreyra y Yésica Ana Celeste Ferreyra, a quienes se les endilgan trece hechos de violencia contra niños de entre 2 y 4 años. Están imputadas por el delito de “lesiones leves”.
 

 

 

 
En mayo del 2018 un grupo de padres que enviaban a sus hijos al jardín ubicado en La Tablada comenzaron a notar cambios en su conducta. Uno de los padres aseguró que el niño comenzó a no querer bañarse, "de autotratarse mal, se reta solo, se dice estúpido y se para solito poniéndose en penitencia".

Señalaron que los chicos comenzaron a orinarse en la cama, "a insultar cuando en la casa corregimos cuando se usan palabras inapropiadas", a tener miedo, a tartamudear y a negarse a ir al jardín. "Sabemos que los mojaban con agua fría, que los insultaban, que los denigraban diciéndoles cosas como 'cara de mono', 'tonta', estúpida'", agregaron.

Los padres se enteraron de lo sucedido luego que auxiliares de “Mis pequeñas sonrisas” les informaron de lo que ocurría puertas adentro.

“Primero comenzó con gritos e insultos. Luego los sacudían. A los más pequeños, cuando se orinaban los bañaban o a veces los mandaban orinados a la casa. A veces no nos dejaban que los cambiáramos porque decían que se tenían que ir así a la casa por no haber traído otro cambio más de pañal, cuando en el jardín había más pañales para cambiarlos. No los dejaban comer la merienda o los hacían acostar en el piso frío. Ellas estaban todo el tiempo con el celular; no les daban la atención que necesita un chico”. El crudo testimonio es de la auxiliar del jardín maternal.

El paso siguiente fue la presentación de una denuncia penal que ingresó en la Unidad Judicial N° 2. Luego se conoció que el jardín no contaba con la habilitación para funcionar. El dato fue confirmado por el Ministerio de Educación y la Municipalidad de la Capital.

La causa judicial estuvo a cargo de la Fiscalía de Instrucción N° 5 y en agosto del 2019 el fiscal Hugo Costilla imputó a las hermanas Ferreyra. En el 2021 la causa fue elevada a juicio y la defensa de las docentes, ejercida por el abogado Fernando Contreras, pidió la nulidad y que sean sobreseídas. Esto fue rechazado por el fiscal Costilla y el abogado Sebastián Ibáñez, que representa a los padres de dos niños.

Te puede interesar
Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email